Make your own free website on Tripod.com
 
Logotipo de La Resistencia
La Protesta contra Bush
BOLETÍN INFORMATIVO
26.3.2002
Con motivo de la visita del Presidente de Estados Unidos George W. Bush
al Perú el 23.3.2002; La Resistencia realizó las siguientes acciones de protesta.

El 13.3.2002 emitió un comunicado en el cual se describía el escenario geopolítico latinoamericano y se invocaba al Presidente Toledo a mantener la independencia de la política exterior peruana a pesar de las presiones que pudiera tener del gobierno estadounidense.

El 21.3.2002 se decidió no acatar las limitaciones a las protestas que el Ministerio del Interior decretó inconstitucionalmente . Un comunicado fué emitido condenando el atentado terrorista de la noche anterior, objetando la intención de censura de protestas por parte del gobierno y  convocando a nuestra actividad para el día de la llegada de Bush. 

En la noche del mismo día en el Canal 11,  miembros del Comité Coordinador, compuesto por Roxana Cuba, Ruth Silva, Luis Núñez, Jorge Delgado y Pedro Flecha,  fueron  entrevistados en vivo. En ese espacio manifestamos nuestra posición respecto a la violencia terrorista, a la visita de Bush y comunicamos a la audiencia nuestra invitación a la protesta para  las 11 a.m. del día 23.3.2002 frente al Hotel Sheraton.

En la mañana del día 23 se trasladaron los andamios y el lienzo del Muro de la Vergüenza al frontis del Palacio de Justicia.

Inicialmente hubo oposición policial para armar el Muro pero la presencia de periodistas hizo que las autoridades de la Comisaría cercana no tomaran actitudes de fuerza.

Conforme se iba creando el espacio hubieron varias tentativas por parte de otras autoridades policiales de mayor graduación con numerosos efectivos para hacernos desarmar el Muro, a lo cual nos resistimos pacíficamente argumentando nuestros derechos ciudadanos.Pos teriormente un representante de Ministerio del Interior intercedió para evitar el desmontaje de la actividad.

El Muro de la Vergüenza, donde se mostraban diseños de protesta contra la intervención americana y se planteaba que "Otra Latinoamérica es posible"; constituyó, una vez más, un espacio de expresión política libre donde  los ciudadanos pudieran escribir su protesta  y otros grupos ciudadanos incorformes con la visita de Bush, se pudieran reunir.

Dentro de los grupos que acudieron a nuestra convocatoria, cabe mencionar a La lucha continúa, al colectivo Amauta, el Movimiento Socialista Raíz, Integración Estudiantil, el Colectivo Yawar Llapakuna, al Colectivo Malpica, el Frente Estudiantil de la UNI- FEUNI, el Colectivo Tayacán, estudiantes de la Universidad Católica, miembros destacados del Partido Comunista como Gustavo Espinoza  y otros ciudadanos no temerosos de las restricciones impuestas a la libre expresión. 
Acudieron, asimismo, numerosos equipos de radio, televisión y prensa escrita, nacional y extranjera que cubrieron todas las incidencias de la protesta. A la 1.30 p.m. como es la  costumbre de nuestra actividad,  el Muro fue desarmado y cargado, comenzándonos a retirar pacíficamente. Algunos grupos  de protesta permanecieron  en el lugar.

Pocos minutos después, efectivos policiales en dos camiones de las fuerzas especiales, que aparentemente estaban esperando a que desarmáramos el Muro, irrumpieron brutalmente en el lugar haciendo uso de extrema violencia, varas y abundantes bombas lacrimógenas  contra los manifestantes que quedaban, en una forma similar a la que hicieran en la Marcha de los 4 Suyos.

A pesar de nuestras airadas protestas algunos manifestantes fueron detenidos, dentro de ellos el activista invitado Aldo Gil Crisóstomo, quien irónicamente había sido homenajeado por el Presidente Toledo en el mismo lugar al  asumir el poder.

Ante estas detenciones llamamos telefónicamente a altos funcionarios del Ministerio del Interior manifestando nuestra enérgica protesta. Algunos detenidos fueron liberados una hora después y otros han sido encausados.

La Resistencia emitió esa misma tarde un comunicado de protesta que, como era previsible, no fue reseñado por los medios autocensurados.
 

La cobertura de los medios, con pocas excepciones, dejó mucho que desear pues algunas informaciones fueron tergiversadas, no se transcribieron o propalaron las entrevistas hechas a los miembros autorizados a declarar de La Resistencia, e incluso en un programa dominical nocturno de un canal de cable se manipuló imágenes para dar la falsa impresión que nuestra protesta era... una bienvenida a Bush.
El estado actual de la mayoría de los medios de comunicación es, que o se autocensuran, obedecen a intereses de grupos de poder o siguen siendo manejados por personajes de la corrupción fujimontesinista. Esta situación sigue impidiendo que las informaciones sean veraces y les permite manipular malintencionadamente la noticia teniendo como objetivo fundamental lograr la impunidad. 

Es claro que La Resistencia, para estos medios, siempre ha sido algo incómodo; por lo que tratan de ya sea ignorarnos o como en este caso de deformar nuestras actividades.

A  diferencia de las otras organizaciones y  partidos políticos que sumisamente acataron esta censura gobiernista y de cuya actitud futura tenemos dudas; La Resistencia, organización que fue fundamental en la caída de la dictadura, mantendrá su  esencia libertaria y manifestará su protesta  contra cualquier autoridad que tenga la  tentación autocrática  de restringir las libertades civiles, doblegarse ante los países poderosos, propiciar la impunidad o ignorar la voluntad ciudadana. 

Lima, 26 de Marzo del 2002.