Make your own free website on Tripod.com
Pagina Principal


Preguntando con Ira

por Pedro Flecha
20.04.2001

¿Alguien puede dudar que el voto ciudadano en la primera vuelta dio un claro mensaje de rechazo tanto al caudillismo como al continuismo de los esquemas mafiosos de los grupos de poder y las oscuras sectas católicas, léase Opus Dei,  que fueron socios y cómplices del fujimontesinismo? Quien no haga esta lectura, no sabe en que momento está.

Ahora que hay la evidencia que una transnacional telefónica imponía los contenidos en algunas estaciones de TV en base al peso de sus contratos publicitarios, no es difícil inferir que igual cosa, contractual o soterradamente, hacían y hacen los monopolios y carteles criollos. Es por ello que un pronunciamiento de La Resistencia no fue publicado en los medios porque era simplemente incómodo para esos intereses. Los medios actuaban con esa mentalidad culposa, típicamente peruana, que hace que cuando un policía se acerque a alguien piensa en que falta podría haber cometido, cuando quizás sólo quiera preguntarle la hora. Esta  autocensura es peor que la censura impuesta por alguien ya que tiene un enorme contenido de cobardía.

El mencionado pronunciamiento pedía, por ejemplo, el pronunciamiento de los candidatos sobre la reivindicación de la ética nacional y el urgente replanteamiento de la juridicidad. ¿Alguien puede dudar que el mayor problema nacional es  ético? Se le achaca a un candidato un desastroso primer gobierno pero todos quieren taparse los ojos, especialmente el gobierno transitorio que ha llenado de cuervos cuanta comisión existe, que la iglesia católica ha demostrado ser el mayor destructor  de la ética en la historia peruana. ¿Alguien puede dudar en vista a las evidencias que el derecho legalizado peruano es un aborto inconveniente? Vemos a conchudos alcaldes mafiosos y a empresarios conspiradores pasearse impunemente amparados por la tinterillada y la leguleyada.

¿Qué hay de inconveniente en que la sociedad civil participe, aunque su papel histórico sería liderar, en la investigación, sanción y reparación de las violaciones de los derechos humanos?  ¿Comisiones de la Verdad, Mesas de Pobreza, comisiones anti-corrupción, foros educativos impuestos desde arriba? ¡No señores! La experiencia es que la mediocridad terminará  mangoneando todo ¿Acaso no estamos de acuerdo todos en el rechazo a la impunidad de los actos de corrupción,  traición a la patria, violación de derechos humanos y la conspiración de grupos de poder en base a las evidencias concretas que hoy son públicas?

A lo largo de la historia humana  la mínima condición para ser un guerrero es la valentía. Es una contradicción el considerar la posibilidad de un guerrero cobarde. El deshonor de los oficiales firmantes es el deshonor a nuestra historia. Cualquier reestructuración burocrática no va a borrar un acto cobarde. Esto es incómodo, ¡pero es real!. Lo que falla es el hombre y en la evolución de los seres ¡Está prohibido fallar!

La mafia blanca de los empresarios sigue actuando especialmente en Energía y Minas y Economía. El actual gobierno se hace la vista gorda y cómplice con las minas, gas y bancos. ¿Alguien puede dudar  que es necesaria la eliminación de los nocivos carteles y monopolios privados creados inconstitucionalmente bajo la corrupción fujimorista, así como toda intromisión ajena, léase Telefónica, Luchetti, CIA etc,  en la vida política nacional? Después de Tiwinza, la vergüenza de Arica y el festín fujimorista en Torre Tagle ¿Alguien puede discordar que necesitamos restablecer una política exterior nacionalista y patriótica?

Hay un nuevo fenómeno político y es la participación activa de la sociedad civil invocando uno de los derechos sagrados del hombre, el derecho de resistencia. Perú tiene una larga historia de resistencia desde Manco Inca hasta los plebiscitarios de Tacna. La lección histórica es clara... no se puede confiar en los gobiernos, el Estado que se tiene no corresponde a la nación que esperamos ser. Hay que primero restablecer la nación vinculándonos en la misma base de nuestras sociedades ¿Sueño de anarquistas? ¡No! Es una realidad del progreso en medios de comunicación. El sueño de la democracia directa hoy es posible con Internet y celulares. El progreso hará que el Estado, que es sólo la forma jurídica de una nación, sea innecesario. El derecho legislado cederá paso al contrato social entre los hombres. Un primer paso en este desmantelamiento del Estado –cosa muy moderna- es el reconocimiento de los espacios y entidades que deben corresponder a la sociedad civil y tener control ciudadano directo. Ecología, monumentos, defensa del consumidor, jueces, Defensoría etc. deben pertenecer a la sociedad civil en el marco de una descentralización real, física y no impuesta desde arriba.

Hoy día vemos que los grupos de poder no sólo compraron a los canales de TV abierta sino también los de cable ¿No hay acaso una responsabilidad legal, social y cultural de los medios de comunicación que usan licencias otorgadas por el Estado? ¿No debemos acaso exigir que los medios  asuman un comportamiento de acuerdo a las circunstancias históricas que vive el país? Thoreau decía que cualquier hombre no podía contentarse con tener una opinión y contentarse con ello. Negarse a que las opiniones de la sociedad civil sean expuestas constantemente al público mediante la cobertura, participación y acceso a espacios en los medios es negarse a la evolución histórica. 

Finalmente, con las lecciones de la pasada década ¿No existe acaso la necesidad de planificar un desarrollo sostenido que comprometa a los sucesivos gobiernos en un proyecto nacional de largo aliento? Camisea, fertilizantes, acero, ferrocarriles etc. Todo cambio histórico tiene necesidad  de una locomotora tecnológica, los malabarismos financieros de los economistas, simples mecánicos de la contabilidad doble, no crean sólo decoran los procesos.

El pronunciamiento fue ignorado. Ningún candidato se ha pronunciado sobre estos temas y esta segunda campaña sigue teniendo el mismo hálito de frivolidad de la primera. ¿Quién considera incómodas estas preguntas? ¿Telefónica? ¿Los monopolistas y mineros? ¿Mini sectores de la izquierda de tradición mangoneadora que quisieran ver que la nueva fuerza de la sociedad civil se la “trague la tierra”? ¿Las Nomenklaturas partidarias? ¿Las federaciones de independientes de los nuevos partidos? ¿O simplemente la cobardía heredada del oprobio español y cautelada por la iglesia por siglos? 

Necesitamos valentía y audacia, mística y utopía, coraje e ira histórica. Ha llegado el momento de construir nuestra nacionalidad con ira nacional , ya que la alternativa es destruir con odio, y de eso hemos tenido demasiado. Hay una saludable y esperanzadora insurgencia moral en la sociedad civil ya que no hay institución peruana que valga la pena. No hay nada que reformar porque la bosta es bosta sea cual fuere la forma que asuma, una revolución presupone un análisis y una propuesta original que nadie tiene. 

Hay que refundar, pero primero hay que entender que una refundación tiene que basarse en fundamentos, raíces y no hay otras raíces que las que nos dá nuestra historia. Maravillosamente el avance tecnológico permite hoy que la propuesta libertaria del anarquismo pueda ser conversante con nuestra milenaria tradición fundadora y de ética natural para plantear y volver a realizar la utopía de una democracia directa que necesitamos para ser realmente una nación.
 
 



Pagina Principal